Canal RSS

Archivo de la etiqueta: Noguer

Irene Lucas: “En el mundo editorial se da más prestigio al editor adulto que al juvenil”

Publicado en
UNA VISIÓN DEL PANORAMA EDITORIAL DESDE 'PLANETA'

Con la incorporación de las nuevas tecnologías y la posibilidad de adaptar un libro a múltiples formatos,  las funciones de los editores están tomando un nuevo rumbo. Para indagar en ello y en otras cuestiones, como el estado de las ventas de libros o el futuro incierto de la literatura impresa ante la amenaza de la digitalización, hablamos con Irene Lucas, editora responsable del área infantil y juvenil de la editorial Planeta.

Este sello se fundó en Barcelona y lleva trabajando en el sector literario desde 1949, publicando obras de autores españoles y extranjeros dirigidas a un público amplio que busca una lectura de calidad y éxito. Y además,  cada año, la editorial Planeta convoca el Premio Planeta, juntamente con otros otorgamientos de gran relevancia como son el Premio de Novela Fernando Lara, en homenaje al que fuera consejero delegado del  Grupo Planeta, el Premio Azorín que se otorga en Alicante desde 1994 o el Premio de les Lletres Catalanes Ramon Llull concebido desde 1981

Teniendo en cuenta que Planeta tiene más de sesenta años de trayectoria y con un notable reconocimiento, ¿qué características ha de cumplir una narración juvenil para poder ser editada en vuestra editorial?

 Ante todo, lo que tenemos más presente son los valores, ya que hacemos  literatura juvenil y, con lo cual, todavía hay jóvenes que se está formando. Es cierto que intentamos editar obras comerciales y de tendencia, pero siempre predomina la calidad literaria. Nuestra pretensión es que esos géneros de actualidad aporten a la juventud valores ético-morales de siempre y que últimamente se están perdiendo como aprender a trabajar en equipo, tener cierta integridad personal, ayudarse los unos a los otros y ser responsables.

Irene Lucas, editora del àrea infantil y juvenil de la editorial Planeta. // Autoría: Lara López

Irene Lucas, editora del àrea infantil y juvenil de la editorial Planeta. // Autoría: Lara López

Frente al fuerte fenómeno digital que está repercutiendo tanto en grupos editoriales como en la prensa escrita, ¿qué alternativas habéis adoptado para no caer en una disminución de las ventas de libros en papel? ¿Cómo ha afectado el medio tecnológico a su editorial?

 El fenómeno digital referido a la literatura no es fuerte en España. Sí que es verdad que especialmente los países anglosajones tienen un buen nivel de ventas, pero eso muy probablemente se deba a Amazon, dado que se implantó allí mucho antes y, por lo tanto, cuentan con una cultura digital que ya viene de años. En cambio, nosotros carecemos de todo ello, y aunque aquí digitalizamos todo el catálogo y, además, sacamos las novedades aproximadamente al mismo tiempo en papel y en digital, las ventas de libro digital son muy pocas.

 Algo que sí está resultando un factor negativo para la editorial es la piratería. Por lo tanto, siempre que los autores o nosotros mismos encontramos páginas web donde se pueden descargar nuestros libros ilegalmente, se lo comunicamos al departamento jurídico con el que contamos, para que inicie todos los trámites con el fin de cerrar dichas webs.

Cabe destacar además, que en la actualidad, el editor abarca múltiples funciones. Es decir, se tiene que preguntar si el contenido del manuscrito que le llega se puede extrapolar a otros campos como el audiovisual o el digital (Apps, juegos, vídeojuegos…), puesto que los proyectos o novelas que contrata ya son multiplataforma o transmedia. Con lo cual, el concepto de editor es lo que ha cambiado, ya que ahora es más global. No sólo se ha de quedar con el texto, ver si se trata de una buena historia y de un buen autor,  sino que ha de ir más allá de eso.

“Ahora el editor ha de pensar si un manuscrito puede extrapolarse a otros campos como el audiovisual o el digital”

 A partir de su experiencia en la editorial Planeta, ¿cree que en un futuro el libro digital pueda acabar con el impreso?

 Pienso que no, ya que la gente que ama los libros, los ama. En mi caso,  por ejemplo, sólo utilizo mi reader para el trabajo, y si me fuera de vacaciones unos quince días, pues posiblemente también me lo llevaría porque realmente resulta más cómodo que llevarte todo el montón de libros. No obstante, creo que el momento íntimo de estar a solas con un libro en casa, la gente todavía lo atesora y no quiere perderlo.

 Y además, las cubiertas e ilustraciones en el manual digital se pierden, ya que eso es algo exclusivo del libro físico. Así pues, los editores somos conscientes de ello y prestamos más atención en la apariencia del envoltorio. Creamos libros más obsequio, más tipo regalo, para que el lector decida comprar el manual en papel como un objeto y ya no sólo como libro.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Irene Lucas con la entrevistadora Cristina Gutiérrez.// Autoría: Lara López

 ¿Cuál género dentro de la narrativa juvenil vendéis más y cuál menos?

 Ahora no hay ningún género concreto que se venda especialmente. En este 2013 estamos vendiendo títulos sueltos de distintos géneros. Tenemos autores que funcionan muy bien como Cassandra Clare que tiene Cazadores de sombras, una serie uban fantasy basada en el romance paranormal urbano, que se está comprando bastante. Fantasy siempre funciona, es un valor seguro. No podemos decir que estamos en los niveles tan elevados de venta propios de los tiempos de Harry Potter, pero sí que es verdad que es un género bastante estable. Y respecto al resto de géneros, vamos sacando según la tendencia. En esta misma línea, a pesar de que somos más de venta comercial en librerías, estamos volviendo a difundir novelas realistas, esas que trabajan más el recorrido escolar, ya que ahora se vuelven a poner de moda.

 Luego, a raíz del gran éxito de Los Juegos del Hambre, que tuvo muchísima repercusión en EE.UU, se empezó a publicar un amplio abanico de distopías de autores extranjeros, que comenzamos a comprar para ponerlas en venta. No obstante, a nosotros la venta de distopías no nos ha dado buenos resultados. Y tampoco a otras editoriales, ya que les ha sucedido lo mismo. Por lo tanto, la distopía fue una decepción porque todo el mundo apostaba por ello y no ha ocurrido lo que esperábamos.

 En definitiva, estamos vendiendo varios ejemplares de distintas temáticas, pero nada bate récords espectaculares como Los Juegos del Hambre Crepúsculo en su época. En relación a éste último, a pesar de que se sacaron muchas novelas de romance vampírico, como Crónicas vampíricas, aunque se vendieron bien, no dieron lugar a ventas tan gloriosas.

“Destino es un sello muy comercial, que vende siempre la tendencia, pero sin prescindir nunca de la calidad literaria”

Pasemos de lo general a lo concreto, hablemos sobre dos de los sellos juveniles que contiene Planeta. ¿Qué distingue a las novelas de las ediciones Destino y Noguer, caracterizadas por su especialización en el  género juvenil?

 Destino es un sello muy comercial. No obstante, nunca olvida la inclusión de una buena calidad literaria, porque tenemos autores como Susan Cooper que hizo Los seis signos de la luz, que aquí no tanto, pero en Inglaterra es un clásico. Así como Las Crónicas de Narnia, que también las publicamos nosotros. Pero sí que es verdad que en Destino ponemos especial atención en la tendencia, en ver qué es lo que se lleva y qué es lo que están leyendo los lectores.

 En cambio, Noguer se dedica más a la publicación de pequeñas joyitas.  Empezó como un sello súper literario, de autores con premios de toda la vida; infantiles y juveniles. Y ahora, hemos recuperado ese catálogo, y lo que estamos publicando son sobre todo joyas literarias que creemos que en unos años por el fuerte valor literario que desprenden, acabaran convirtiéndose en clásicos de la literatura. A esta editorial, a diferencia de Destino, no le importa tanto la actualidad de la temática que se trate, es decir, si se lleva ese género o no se lleva. Noguer lo que quiere es cuidar el lector que ya tiene dentro.

Como sabrá el relato erótico  es tendencia literaria desde hace ya unos meses. En relación a ello, la Editorial Destino (Juvenil) ha publicado “París, luna roja”, una narración de rasgos eróticos, pero destinada a un público juvenil… ¿Seguiréis apostando por la novela erótica dedicada a los más jóvenes?

 Seguiremos apostando por los géneros o temas de actualidad porque es lo comercial, siempre y cuando, lo tratemos de manera decente y con cierta calidad literaria.

 París, luna roja está escrito por Blanca Álvarez, que es una gran autora de literatura juvenil, de largo recorrido. De hecho, en las lecturas de recomendación escolar que comentaba anteriormente, ella lleva muchos años escribiendo diferentes libros que están recomendados en centros educativos, ya que es una grande. Entonces, siendo Planeta una editorial muy comercial, que hace lo que está de moda porque es lo que vende, pues en este caso ha sacado literatura erótica juvenil, pero de la mano de una autora reconocida, consolidada y con un talento literario impecable. Es decir, nosotros no haríamos literatura erótica porque está solamente de actualidad, no la haríamos por hacer.

 Por ejemplo, en relación a lo comentado, en este tiempo en que las historias de amor con un punto sexy picante eran tendencia, yo misma leí un manuscrito de una escritora americana que me gustó, ya que trataba bien la temática. O sea, era un relato de amor, pero con rasgos realistas en que se exprimía de forma correcta la sexualidad. Por lo tanto, decidí comprar la serie de dos títulos, pero la editorial americana  me comunicó que le estaban haciendo un editing a la historiaes decir, del texto el editor pidió algunas modificaciones a la autora. Una vez me llega el texto definitivo, que era propio del editing post – Cincuenta sombras de Grey, cuando me lo leí vi que era porno, e incluso se utilizaba un lenguaje soez. Así pues, finalmente no lo publicamos, puesto que a nosotros nos gustó la primera versión que destacaba por el realismo que transmitía, con algo más de pudor y de elegancia.

“Los géneros que estamos vendiendo más son el romance paranormal, el fantasy y la novela realista”

¿Qué novedades literarias ofrece actualmente la editorial Planeta en cuanto a literatura juvenil?

 Este año lo que hemos hecho, como te dije, es sacar un poquito de cada género, ya que no prevalece uno concreto que arrase sobre todos los demás.

Entrevistando a Irene Lucas // Autoría: Lara López

Entrevistando a Irene Lucas en el edificio Planeta. // Autoría: Lara López

 Como novedades, tenemos novelas de género fantasy que siempre se siguen vendiendo. También ponemos a disposición de los lectores historias más realistas. Sobre todo en Noguer, estamos promocionando libros que son para todos los públicos, como es el estilo de El niño del pijama de rayas, por ejemplo, que se conoce como fenómeno crossover. Es decir, son obras que leen tanto los adultos como los más jóvenes. Y además, en cuanto a historias de amor ofrecemos novelas de romance paranormal.

Entre la población hay un pensamiento general de que, en el mundo de los libros, en el sector adulto es donde verdaderamente se hace literatura seria, ya que el resto de sectores (infantil, juvenil) está destinado para personas aún en formación, por lo que se dice que los libros de este tipo no requieren tanta elaboración. ¿Cree usted que generalmente los libros juveniles no tienen tanto prestigio (salvo alguna excepción) como los libros dirigidos a un público adulto?

 Sí es cierto. Es una lástima, pero sí se percibe. De hecho, hay muchos autores juveniles que siempre quieren dar el paso a adulto porque parece que eso es lo serio. Y también sucede a nivel interno, o sea, en las editoriales da la sensación de que el editor juvenil es inferior al editor adulto. Y aunque el área que más factura la editorial Planeta es la de infantil y juvenil, la gente prefiere trabajar en otros sellos editoriales únicamente porque se hace literatura adulta. Por lo tanto, para ser editor juvenil tienes que tener una vocación, ha de gustarte incentivar a los niños en la lectura y formarles, o simplemente, te tiene que agradar la literatura infantil y juvenil.

En conclusión, la literatura juvenil es mucho más compleja de lo que puede aparentar, y a pesar de esta imagen, llega a facturar incluso más que la literatura para adultos, la cual es considerada como superior. La literatura destinada a los jóvenes necesita ser despojada de esa imagen infantil que para nada le corresponde. Además, sabiendo que no son pocos los autores maduros y/o consagrados que se dedican a este tipo de literatura, deberíamos empezar a darle el valor que se merece.

  • Enlaces de interés

Si queréis profundizar más sobre algunos temas tratados en la entrevista, podéis consultar las siguientes páginas web:

 Planeta Junior

 Catálogo de Destino Infantil y Juvenil

 Catálogo de Noguer

 Autores de la editorial Planeta

 Primer capítulo de Cazadores de sombras (I) 

 Primer capítulo de  París, luna roja

 “Crossover: la edad interminable” 

Os dejamos también una parte de la entrevista a Irene Lucas en vídeo:

 

GALERÍA FOTOGRÁFICA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Autoría: Jennifer Ariza

Jennifer Ariza y Cristina Gutiérrez.